Las carabineras no son compañeras

El domingo pasado celebramos el Día Internacional de la Mujer. Lo celebramos en todo el mundo y también lo celebró Carabineros de Chile, presentando en redes sociales a mujeres pertenececientes a la institución policial chilena. Las carabineras se presentaron a sí mismas, mediante una corta película o de algunas imágenes. Cabos, tenientes, coroneles, generalas… Algunas pioneras ya en retiro y otras, más jóvenes, en servicio activo.

En Instagram -red muy popular entre los jóvenes- las carabineras se presentan como piloto de helicópteros, agregada policial en una embajada en el extranjero, tambor mayor, como comisaria, como prefecto, como perito criminalista, etc. Esto es, en función de su labor o de su formación profesional. Pero también, como mamá, como hija y como esposa…[1]

Uno de los textos institucionales decía: “Felicitamos a todas las mujeres de nuestra institución y del país, cuyo compromiso y esfuerzo son un verdadero ejemplo de vida, tanto en el ámbito laboral como afectivo”. Sin duda, era ese el mensaje que Carabineros quería transmitir: un mensaje de humanidad y, al mismo tiempo, de identificación. La mujer carabinero, la carabinera procede de la misma población y a ella retorna, no es un ente ajeno al pueblo chileno, sino que es parte de él.

Como ocurre con las cuentas de Carabineros en las redes sociales, pulula en torno a ellas, un grupo de personas dedicadas enconadamente a escribir mensajes contra la institución policial en cada uno de los post que publica. Uno de los mensajes más recurrentes, que aparecía en distintas publicaciones, era el siguiente: “LA PACA NO ES COMPAÑERA!!!” Así, en mayúsculas, lo que, todos sabemos que significa que la persona que escribe nos está gritando. O “la PACA NO es compañera y punto”, o “La paca NO compañera”, etc.

La mayoría de los mensajes era muy parecidos o incluso eran iguales, como si los hubieran copiado gracias al copy&paste. Las cuentas que atacan virtualmente a carabineros son sumamente agresivos y son muy agrias, parecen escritas por gente muy amargada y llena de odio. En Europa serían casos de hate speech castigados por el nuevo derecho penal. No hay que olvidar que “las palabras matan”, pero parece que el extremismo populista chileno todavía no toma conciencia de ello. No creo que todas las cuentas sean de personas reales. Más parece tratarse de social media bots o de trolls[2], de esos que “trabajan” pegando mensajes.

Todo indica que el contenido de los mensajes fue ordenado desde alguna plataforma de juegos o desde algunas cuentas donde los jóvenes y los no tan jóvenes, reciben instrucciones acerca de cómo deben actuar. Instrucciones que siguen con cero espíritu crítico y con cero reflexión[3].

Otro mensaje habitual es “LA PACA NO ES SORORA”. También con mayúsculas, o sea: vociferando. Sororidad es un neologismo que significa algo así como “solidaridad entre mujeres en el contexto de discriminación sexual”[4]. O simplemente hermandad femenina. Viene del latín sor, hermana, paradojalmente: hermana miembro de una orden religiosa. Y del inglés norteamericano sisterhood o sorority, donde el término es conocido en ambientes feministas.

Con ello, quieren decir muy claramente  que la carabinera no es una hermana, no es una mujer cómo tú y yo, sino que es un alien, una otra… Alguien cuya otredad es absoluta. Me parece que hay muy poco de sororidad en estos mensajes. O más bien, no hay nada… Son mensajes que niegan la calidad de mujer a otra mujer, tan sólo por la profesión que ella tiene como carabinera. Hay mucho de sectarismo y muy poco de humanismo en tal declaración. Todo lo que costó que la mujer tuviera acceso a todas las profesiones y ahora se la niegan tan sólo por ser policía.

Sí, el mensaje contra las carabineras se repite casi sin variación una y otra vez. El texto: “LA PACA NO ES COMPAÑERA”, significa dos cosas. La primera es que carabineros no es de la primera línea, ni de los manifestantes como ellos, ni tampoco del pueblo, no es bolivariana, no es de los que cobran peaje o sacan a bailar[5]. ¡Mejor que sea así! ¿Se imaginan que Carabineros se dedicara a destruir las calles, los semáforos[6] o las iglesias[7] como hacen los violentistas?[8] 

Estamos frente a gente que divide al mundo en malos y buenos. Ellos serían los buenos y todos los demás seríamos los  malos. Malos son las carabineras y los carabineros que representan todo lo que ellos odian: el estado de Chile, el estado de derecho, la democracia liberal… Cuando dicen que no es compañera, quieren decir que la carabinera no es una mujer anarquista, rebelde, pseudo-feminista, ni “loca”[9], etc. Para ellos, la mujer carabinera es una “alienada”, que lucha contra el pueblo. Que, por su misma profesión y vocación de servicio, defiende lo que ellos atacan, empezando por el orden público.

Asimismo, significa que la mujer carabinera es una extraña, es una “otra”. Alguien que no ven como su igual. No es sólo una diferenciación, sino que también hay que distanciarse de ella. Es el proceso llamado othering, que consiste en hacer de la mujer carabinera una no-mujer, y de la no-mujer hacer una enemiga. Una enemiga que ya no es persona, sino que es algo que se puede discriminar ya que no es como nosotros o como nosotras, es despreciable, no es humana, se la puede atacar, herir y hasta destruir, aniquilar, matar.

A la “otra” se la puede excluir, demonizar y se la termina por deshumanizar. Se la cosifica; pasa a ser una cosa, algo sin dignidad ni derechos. Sus derechos humanos no están garantizados, se los puede pasar a llevar, simplemente porque no existen. El perro matapacos[10] la puede matar. En castellano se habla de otredad para justificar prácticas de segregación, de discriminación. El “otro” es un diverso, se dice comúnmente. En este caso, podemos decir “la otra es una diversa”. Si esto no es la puerta de entrada al peor sectarismo, no sé qué pueda ser.

En el proceso de construcción de una sociedad nueva, de la refundación de Chile. En el camino hacia la justicia del nuevo Chile bolivariano y socialista del siglo 21, algunos irán adelante y otros se quedarán atrás. Los que se quedan atrás, los otros y las otras, no serán nada más que un lastre que se puede eliminar. En el mejor de los casos, se los puede reeducar u obligar a caminar por la senda de la Nueva Latinoamérica. Una Latinoamérica unida, en paz en que todos seamos uno, pensemos lo mismo, creamos lo mismo y no haya nadie que se atreva a plantear algo distinto a aquello que los líderes máximos determinen que hay que pensar, hacer y actuar.

En este proceso, los que van adelante son los compañeros de la primera línea que, por algo están en la primera línea, obvio. Ellos caminan adelante, llevan las banderas, las bombas incendiarias, las bombas molotov y los escopetas artesanales que encontró Carabineros en Lo Espejo ayer o antes de ayer. En esta “marcha pacífica” y diaria, propia de la revolución permanente no tienen cabida quienes no sean de los nuestros, quienes no sean compañeros y compañeras. Los que no pertenecen a nuestra clase, los opresores del pueblo, esto es los carabineros y las carabineras que representan al estado de Chile, una democracia burguesa y patriarcal y un estado neoliberal.

Los otros, las otras no tienen cabida aquí en este nuevo mundo que florecerá cual paraíso cuando desaparezcan los enemigos, especialmente los carabineros y las carabineras que son las “otras”. Sí tiene que quedar muy claro: las carabineras no pertenecen a nuestro grupo, son simplemente LAS OTRAS, las que no son compañeras, las que no son sororas. A ellas, a las no-compañeras se las puede atacar, destruir y aniquilar, sin más.


[1] Cónyuge en realidad.

[2] La llamada fábrica de trolls más grande de las conocidas actualmente es la de San Petersburgo, en Rusia. En Wikipedia: Russian web brigades Lamentablemente, no hay artículo en castellano.

[3] Conozco muy bien tales plataformas de la época en que tenía muchos seguidores españoles y observaba que llamaban desde portales y desde cuentas a lo que ellos llamaban un “trolleo masivo” que había que hacer a ciertas cuentas que enlazaban en el mismo portal desde donde instruían acerca de cual era el mensaje que debían transmitir sus seguidores.

[4] Según Wikipedia en castellano. Habría sido creado en España.

[5] Sobre sacar a bailar, invito a leer el testimonio de una amiga

[6] Aquí pueden ver como un grupo de pacíficos manifestantes que quema una bandera chilena, rompe un semáforo y saca los adoquines del edificio del lado para lanzárselos a los carabineros

[7] Les dejo dos links a video de la iglesia de la Asución: 1) https://www.instagram.com/p/B41wi4OIPUZ/ 2) https://www.instagram.com/p/B5Nxv-zIIbf/

[8] Aquí pueden ver un video de violentistas destruyendo un hotel en el Norte de Chile.

[9] El fin de semana, recibí varios mensajes en que alguien decía querer que las mujeres fuéramos “locas”. Sé que los envían con buena intención; pero ¿se han puesto a reflexionar que las mujeres somos seres humanos racionales y razonables y no locas?

[10] El perro negro matapacos es un perro que habría estado en todas las manifestaciones. Matapacos significa textualmente mata carabineros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s